domingo, 17 de junio de 2018

RECITANDO POESÍA!!! (dentro de la feria de Portugalete, participando en las "noches poéticas")

sábado, 9 de junio de 2018

SE ACERCA LA NOCHE OSCURA, LA NOCHE MÁS CLARA DE TODAS!!!

Hola a todos y todas!!! han pasado ya seis años. sí, seis. prometí volver, cuando así lo sintiese. bien, ha llegado el momento: reactivo el blog, y lo hago dando entrada a una breve biografía de un no muy conocido personaje, quien será uno de los protagonistas de mi próxima novela de la que en breve recibiréis noticias. Un saludo y, ¡a sonreír!, inocentes.

BIOGRAFIA Friedhelm Burbach
Nació en Herchen, Sieg, en la región de Bonn, Alemania, el 23 de julio de 1893. Cursó estudios secundarios en un pueblecito de Bad Godesberg, en el “evangelisches paedagogium” junto a Rudolf Hess, quien fuera uno de los mayores representantes del nazismo, mano derecha del Führer Adolf Hitler, y su hermano menor Alfred. En 1920 fue cuando inició su aprendizaje en temas comerciales en una empresa de Düsseldorf, actividad que desarrollaría poco tiempo después. Ese mismo año recala en España. Se instala en Barcelona donde establece negocios, para desplazarse a Bilbao y después a Vigo. Teniente en la gran guerra, la primera, habiendo participado en la batalla de Verdún y siendo reconocido con la Cruz de Hierro de primera clase por méritos de guerra ingresaría en el partido nazi (según los datos) en enero de 1931. Fue en esa época, en 1930, cuando recalaría en Lisboa, Portugal, tras haber pasado por Berlín. Lo haría con una misión: expandir el ideario nazi. Fue en Oporto, en los años veinte, donde conoce a su mujer Ilse Thumamm, con quien se casaría en Barcelona el 10 de diciembre de 1921, en el Consulado Alemán. De ahí que conozca la lengua y pueda desarrollarse, ser el candidato ideal en aquellas tierras. Trabajando como agente de exportaciones, sería el primer representante en España y Portugal del nazismo. Junio de 1933 será la fecha en la que abandone Portugal definitivamente, y tras un breve período de estancia en Berlín, de regreso nuevamente por España, ya que en 1934 fue nombrado director de la auslandorganisation (Organización en el extranjero del partido nazi) AO para ambos países, pasó por Madrid y después por Bilbao, donde residiría a partir de entonces. A finales de la guerra civil, tras haber prestado servicios a la AO intercambiando estancias entre España y Alemania, ocuparía definitivamente la sede del consulado situada en el número 12 de la calle Aguirre de Bilbao, donde ejercería el cargo de cónsul. Buscado por los aliados al finalizar la segunda guerra mundial, será escondido en una granja del Valle de Valdenubla, cerca de Trespaderne, y trasladado después a otro lugar llamado Villanueva de la Nia, cerca de Polientes, Cantabria, hasta que todo pasó. Regresaría apenas dos años después a Bilbao, donde viviría “ajeno” y “olvidado” …hasta el final de sus días. Murió en 1959 a la edad de 66 años debido a un accidente de tráfico sin haber sido juzgado ni condenado, amparado tras el manto del poder político y la iglesia de una España Franquista “neutral”, pero que no ocultó su simpatía por el nazismo. Hecho que se constata con acciones como aquella: escondiendo en su tierra a muchos de ellos. Murió llevándose a la tumba el secreto de sus operaciones a pesar de no haber escondido, nunca, ni renegado, su oscuro pasado. Lo hizo…Hasta hoy.

(Burbach saliendo de su casa de Bilbao)

jueves, 8 de agosto de 2013

Por tiempo indefinido, me retiro del blog. razones personales y profesionales me llevan a ello. 
Volveré, cuando así lo sienta. esto no es un adios: es un hasta luego.


Tenue luz acompaña mis pensamientos. Mis reflexiones. Cual brisa de verano se colaran por rendijas de melancolía y pesar hasta llegar a la fibra del cuerpo transformada en alma. No importa pues dicen, y acaso también digo yo, que uno es joven para rendirse pero viejo para cambiar. No vamos hoy a decepcionar, ¿a quien pretendemos engañar?
Valiente, fuerte…, no sirve de nada. No en esta madrugada donde se cuela el recuerdo. El futuro y el pasado que emponzoñan un presente que deseo. Siempre fue fácil, difícil a un tiempo. Consciente de saber lo que no quiero nunca supe bien lo que querer. Y es por ello que la noche calla, el mundo calla; pero yo grito. Pero gritar no me hará llegar más, ser oído ni escuchado. Gritar solo me hará gritar, gritar hasta que me sacuda violento el eco de mis propias patrañas. Por ello callo. La noche calla. Y el mundo de repente se queda sordo.
*
Silencio. silencio y soledad…en mi soledad. Soledad si soy un proscrito, un renegado. Soledad si soy un desdichado, pobre desgraciado. Soledad si no hay más.
Sí, estoy solo. No me aterra. Sí la soledad, pero no el estar solo. Y es solo…, cuando mejor me expreso. Contemplo intacto el paso del tiempo, inflexible elixir de eterna juventud que arrebata al resto. La luz del día, el cielo del atardecer. La abrupta decadencia. La despoblación de un mundo al que tanto he amado. Creo no lograré comprender, nunca, cómo nos hacinamos, luchamos, morimos, por treinta metros cuadrados. Cómo morimos en vida, respiramos ese aire contaminado. Sé, no es lo que quiero. No mi camino. Pero, ¿cuál es mi camino?...
El miedo estremece mi cuerpo, pero el tiempo se acaba. Expira. Se detiene a mirar y no puede ver: murió. Murió como el sol de media noche. Murió como el pétalo marchito.
Murió… Y en cambio está vivo. Muestra lo innegable. Y lo innegable es que Quise soñar otro mundo, otra vida. Ser más Yo, más libre. Más indigno. Señalado. Puro proscrito. Letanías del recuerdo traerán…lo sé, el amor olvidado. Profecías se burlaran, y soy carne de soldado. A nadie he engañado, sólo al más carnal: Al silenciado.
Me traicioné, y no lo niego, siguiendo lo que nunca podré atrapar; y hoy recojo el desperfecto creado. Lo siento. Huellas en el alma de pasos olvidados, viento que viene y va, partículas de arena. Sombra de la oscuridad, fogosa llama. Acaso eso queda. Tempestad y calma. Calma y tempestad. Poca cosa; apenas nada.
¡Oh Soledad! Cómo enfrentarme. Si pudiera…pero no puedo. El horizonte indivisible me arrastra hasta la fractura. Átame-libérame. Hay un camino hacia la luz, pero yo ya no puedo más.


“La libertad acaba convirtiéndose en la prisión del hombre”

domingo, 2 de junio de 2013

Vivir, es nacer a cada instante


Esto es un experimento. Y como tal quiero lo entiendan. Que aúna frases en torno a un sentido y una idea. espero, les guste. -KAPI-
*excepto lo escrito en cursiva, todas las frases son de mi autoría*


Escribir me hace tan neutro… Pues no soy sino expreso, no pienso pues digo, y digo cosas así que de otro modo no podría. Me acompaña en mi día a día, ella es la funda transparente que envuelve mi coraza y la reblandece. Porque me hace Ser, y en cierto modo libre; ya que nada añade, ni quita, a esta alma que entre piel y huesos vive.


*perdido el miedo, allá me lanzo*



"En la guerra, la capacidad de sorprender al adversario es la clave de la victoria".
Bienvenidos a la batalla de la vida-


Yo,

-Por no dejarme vencer, nunca rendirme. Por no bajar la guardia, por luchar, se turba mi búsqueda de la autocomplacencia; la paz que anhelo y no consigo. ¡Oh! ¿Por qué perseguir metas? ¿Por qué ansiar logros? ¿Acaso el transcurrir de un instante, el respirar, contemplar la luz de un nuevo día no es ya suficiente victoria? El inconformismo es gen primigenio del ser humano…ahora me doy cuenta de que no soy un extraterrestre-

Aun así lucho, lucho para que…

-Hagamos de la vida un campo de batalla en el que no haya vencedores ni vencidos. Una vida en la que un fusil sea el verbo. El odio el predicado nominal del perdón. Y el amor el adjetivo del nombre libertad-


Porque,

-El verdadero arte es, y más en los tiempos que corren, vivir. Porque vivir es el arte subversivo que crea toda obra abstracta (complejo que encierra la vida)-


Por eso,

-Firmo la expresión como condición humana. Es el “arte”, el mejor regalo a nuestra vida-


Así que,

-Niega la razón que te confunde. Expande tu mente. Respira. Tú eres dueño de ti mismo. De nadie más (Que no se te olvide)-


Y ama, ama porque

-Amar con los ojos abiertos es el camino. El camino para, conscientemente, elegir cerrarlos…y dejarse llevar-


Que no te confundan

-¿Se puede pintar el amor?...Aunque se empeñen en teñírnoslo de negro yo sé que es de colores imposibles-


Y yo nada más puedo añadir. Nada puedo ofrecer. Sólo decir…

"Por los frutos conoceréis al árbol"
(tiempo al tiempo)


Ya lo dijo el maestro Borges

…el tiempo es la sustancia de la que estoy hecho. El tiempo es un río que me arrebata,  ¡pero soy yo el río!; es un tigre que me destroza, mas yo soy el tigre. Quizá un fuego que me consume, siendo yo el irremediable fuego. Sucede, el mundo, la vida, desgraciadamente es real; yo, desgraciadamente, soy JAVI.


Afortunadamente

-“la vida está llena de héroes anónimos…y de reconocidos cobardes”-


Por ello,

-Termina sonriendo el que más sufre; porque es el que verdaderamente aprende a valorar una sonrisa-


Y a mí, ¿a mí?

-Me hace falta tan poco…que no tengo Nada-


Y es que

-el mundo es mundo y la vida es vida. No importa dónde te halles, qué te ostente; ni qué “calidad”, bienestar o malestar social haya. Al final todos somos iguales, tomos perseguimos algo. A todos, y en todas partes, nos ocurre lo mismo: reímos, lloramos, amamos y odiamos. En definitiva sentimos, estamos vivos…dirección esperanza.
La vida sigue-




Vivir, es nacer a cada instante

sábado, 13 de abril de 2013

TE ESPERARÉ

Sábado 13 de Abril, 11 de la noche. Junto a una copa de vino y una noche clara...


TE ESPERARÉ

Como las estaciones,
o cual ave migratoria;
el mundo gira entre absurda sed de victoria.
Y a mí, al indolente, la resaca de la derrota
resulta le abre paso a un nuevo frente:
El de nunca desfallecer.

Porque yo ya aprendí a crecer,
allí, justo en la pérdida;
Ante el vencimiento.
Resulta es en mi convencimiento
donde se da, gana la partida
¡Dulce herida! Del caer…
Y saber levantarse.

Sí, por eso; por el peso
que supone.
Y, ¿quién se opone?

Y al paso de estaciones,
que soy ave migratoria
en este mundo plano en encefálico
redondo como noria,
un mundo que se rige en metálico,
salario moderno y paranoia,
intento si acaso sobrevivir.

El mismo es otro. Utópico.
Exotérico. Místico.
Que se va, como las estaciones,
como la vida sin escapatoria.
Pero que regresa, cual palpitaciones,
a las mieles de la amatoria.

Sí, vuelve a las mieles de la amatoria;
Y es que la mortuoria de mis emociones
dice, de entre tristes canciones,
que yo, siempre, Te Esperaré.

Amor, yo te esperaré sentado en el viejo árbol,
donde un día gravé tu nombre.
Que no hay hombre que de ti no se enamore,
y bien sé de lo que hablo.
Vocablo de amor que es tu nombre.

…Y es el haberte tenido y haberte perdido;
Es el saberme herido, confundido,
en aras del amor ya desatendido.

¡Oh! No fue tu error, ni tu culpa;
No hace falta mirarlo con lupa.
Se ve tan claro que vislumbra,
el miedo del perdedor que se acostumbra…,
a perder, a hacerlo en cada paso que da;
a enfrentarse a algo que va más allá…,
y se postula
¡Porque no le congratula!
Pero sabe que su guerra es otra.
Es la del amor frustrado,
el Quijotesco.
Aquel que, en sueño entregado
es robado por pintoresco.

Por ello…; Sé feliz aunque me duela
¡Vuela!
No pienses en qué me desconsuela.

Se libre, se feliz;
Que mientras, yo, Te Esperaré.

martes, 26 de febrero de 2013

...SOMBRAS ...

Así siento...Y así lo expreso


SOMBRAS

Sombras, sombras que vienen y van;
Existencia efímera.
Y ahí que yo ya muero, como antaño,
a la sombra de la sombra del escaño.
*
Desmarcada línea,
la del que dirán.
Y actúo pensando –no me la darán-
¡Con nívea!
Embadurnada, así me la meterán.

No será, je, ni la última ni la primera.
Que por debajo y por encima,
hoy en la cumbre mañana derrumbe;
Y es quejumbre del qué dirán
mas no escucharán mi pesadumbre.

Que, bien o mal.
Alabanzas, críticas…todo es superficial.
No es el camino, si acaso el del mediocre;
Y ahí pinté yo, cuadros sin colores:
Ahora negro después color ocre.

Merecí otro castigo, otro halago…
más allá del –yo lo valgo-
Pero nada soy, mera palabra
abrazada al calor de la barra
que ni se sustenta pues miente;
nunca creyó cambiar su simiente:
la de aquel que auto-consiente.

Abrazo púes a los recuerdos que guardé
con el momento que ayer tal vez no fue;
el que no será jamás y jamás yo dudé.
Y vuelvo, vuelvo a dibujar sonrisa en un papel
para no olvidar lo que me dejé en él:
Mi inocencia, mis ganas. Y mi arte.