domingo, 26 de agosto de 2012

SUDOR Y TINTA

Os dejo con mi última composición poética, que ha bien resume mi período y mi sentir, hasta el día de hoy, en esto de la 'poesía'.


Apenas recuerdo,
ni loco ni cuerdo,
cómo era esto del componer.

De las entrañas tripas corazón;
Breznos de tiza quizá en un cajón.
Lo hice, siempre lo hice, mejor o peor.

Me dejé llevar, espíritu o sentimiento;
Ya, cercano a los treinta no me arrepiento,
no cuando siempre me quise elevar…

Por las nubes del sueño,
ser grande y a la vez tan pequeño;
Aspirando a la aspiración de crecer.

Entorpecer entonces su retórica,
no hay teórica y menos práctica
para este Anarka.

Únicamente sudor y tinta,
tinta y sudor;
…Y el jilguero trina,
ligero en su voz.
Acaso él atina
con su cantina y no yo.

miércoles, 1 de agosto de 2012

Necesidad


La necesidad de escribir, de sosegar al alma impura, que no me indulta ni me suelta, hace mella. ¿Por qué razón? ¿Por qué azarosa, estúpida si cabe, penetra en mí como el joven insolente? Nada pido y nada he dado. Tiempo ha, se veló la luz que tras la estela contempló mi mala estrella… Y desde entonces sella el corazón indómito del rebelde que no se revela. Que se deja llevar, como las corrientes. Que se somete, como todos. Y que llora. Ríe, je, a veces; pero por puro disimulo. Y más cuando piensa en ti, Libertad. No le postula, no le congratula, la caricatura que hace la vida. Ni la vida que lleva. El mundo se nos cae a pedazos y yo sólo pido un poco de resplandor.

martes, 17 de julio de 2012

PROSA


Inestabilidad sobre mis pasos. Caminar cuesta tanto… El dolor me cercena y hace que la amargura y la tristeza se solapen a mi alma. No sé nada de lo ocurrido, siquiera de lo transcurrido. Recuerdos del presente y del pasado en infinidad. ¿Qué nos ha pasado?
Antaño lo deseé, el sueño de soñarte convertido en realidad. Sinónimo de ello es tocar el cielo. Pero hoy nada nos puede ayudar. Tú no estás, yo tampoco. Te vas y caigo. Al instante caigo…, para así levantarme. Jamás encontré mejor impulso. Seguiré pues hasta el abismo de tus caprichos, hasta la liturgia de tus deseos convertido en el esclavo irreverente. No hay otro camino en mi vida. El pecado de la carne hace, pervierta mi razonamiento.
…Ay…El amor, excusa de agravios mortales. Hace, lo consigue sin proponérselo siquiera, me sienta un dios de los infiernos. Un chiquillo con zapatos nuevos cuando ni siquiera aprendió a caminar. Que un sueño en mi mente se repite, muy dentro de mí una voz se cuela como eco y me dice que lo tengo cerca: Tú.

Dicen, estoy loco. La razón del comportamiento sin embargo no me hace caer, viviendo la realidad distorsionada. Es por eso que sigo adelante. No sé cuando te tendré, si te tengo o si alguna vez te tuve. Pero sigo. Sigo porque te tengo, Amor. Es lo que tienen las quimeras. Eso creo no puede terminarse nunca. Aunque el mundo se empeñe en algo diferente, y éste caiga a nuestros pies. Aunque el cielo exista. Ideologías y pensamientos no harán que se sobrevenga a su extinción, no ante este sentir (por muy maltratado y débil que parezca)
Fuerte, he de ser fuerte. Apariencias no engañan. Estratagemas no me menguan. Rebeliones sólo hay en mi interior, como erupciones volcánicas. Son pálpitos de sangre como lava, corazón hirviendo en un icono de carne y hueso. Recházalo, je, si te atreves; y niega el sentimiento que escupe. Que brama. Saldrá éste al exterior, en forma. Y de forma abrupta. No intentes pararlo, mucho menos impedirlo. Pero pausada. Flotará como la flor en el ambiente, olor a primavera. Porque no es destrucción sino semilla…si tan solo, al final de todo, sólo queda el polvo: el de mis cenizas. Ellas son la luz, la que ilumina el corazón indómito. Y por muy oscuro que se vea trazará caminos en forma de abrazos, de besos. De sexo ininterrumpido. Hasta cubrirte. Porque te quiero desde el mismo momento en que te vi. Desde el momento en que confundí amistad con amor y amor con amistad.
Yo sé, no soy tonto. No había nada de eso. Únicamente deseo. Irracional. Químico. Inexplicable. Y se instaló en mí. No cambia de refugio como lo hace un ermitaño. No mengua como las ascuas de una hoguera ya consumida. Prevalece. Perenne. Impertérrito. Hasta el fin de los tiempos. Se instaló. Y ahora se aviva, como las mareas y su viento del sur. Como el empuje de miles de gargantas. Me arrastra y me domina. No puedo evitarlo ¡Ni negarlo! Que es fatal y fatalidad es lo que quiero. Porque sé, yo sé que me amarás aunque nuestros destinos se empeñen en tirar cada uno para su lado. Aunque a mi lado no estés y no pienses estarlo. Me amarás porque soy el amor, el que aguarda esperándote, el impaciente. Ese que se posa en tu pupila. Ese que se perfila en cada gesto tuyo. El que anida en tu labio. Soy el deseo, el subconsciente de una conciencia que no se doblega y está ya derrotada. Soy el entregado. El yaciente. El doliente. Soy el todo y soy la nada. Soy YO. Y eso no podrán negármelo.

miércoles, 4 de julio de 2012


MIS ABUELOS
Tapa blanda, 70 Páginas 
     Este artículo no ha recibido aún ninguna calificación
MIS ABUELOS

Precio: 17,00 €
Se envía en un plazo de 3 a 5 días laborales
Así como algunos de nosotros no ha conocido a sus abuelos, y llegado a cierta edad hay tambien quienes no hemos conocido a nuestros nietos y poder plasmar en este libro tantos recuerdos, anécdotas y sentimientos convierte a éste en un texto familiar de testimonios y herencia.
















Os dejo esta referencia literaria, ya que mi poema "en memoria", incluido en mi 1º poemario Diario de un adolescente V.1 antología poética, aparece en esta recopilación de reciente publicación.



sábado, 30 de junio de 2012

QUISIERA SER


Incluído en mi 2º poemario

Introducción

Quién puede decirme
palabras de amor y herirme.
Quién puede verte
y no desear, no quererte.
Porque, ¿quién no busca,
quién no persigue amor?
Quién no lucha
cuando siente su ardor.
(QUIEN)

…Es por ello, quisiera ser,
boreal destello y en tu pecho,
a fuerza de despechos, florecer.


QUISIERA SER


A merced del so cuello de tus besos,
con la ilustrada canción de mis deseos,
los anhelos de tenerte no menguan
(Vengan pues, vengan y recojan a este cadáver:
O sea Yo.)

Lo sabes, yo quisiera morar en ti;
Mas no pensar, no sufrir.
Quisiera alejarme de mí
y no llorar, no mal decir.
Porque quisiera, quisiera Ser;
En la oscuridad poderte ver.
Y quisiera, si acaso, poder creer
que existes, fuente dónde beber.
Pues quisiera ocultarme tras un disfraz
de amor y por amor quitarme el antifaz.

Y es que quisiera ser yo la ola
que llega hasta tu playa,
ser la espuma que rodea
tu piel de arena, mi alacena…, y la enmaraña.
Quisiera ser ese faro
que alumbre tu costa;
Alumbrarte con in gravito descaro,
que la luz de mi alma por ti brota.

Quisiera ser gota de lluvia,
alma errante en la noche fría
(Buscar el umbral de tu calor,
poder derretirme entre ese ardor)
Y ser el mar por el que navegues,
y ser cielo para que así tú vueles;
Ser, en definitiva, luna que ilumina
el amor que me infundes vida mía.

Sí, todo esto quisiera ser; y no un pobre loco
creyendo ser locura aquello que no toco.
Y ser errante, que no errático, vagabundo
de tu amor, de tu ser… Eso que es mi mundo.

Porque quisiera, cual estrella fugad,
pasar por la vida deprisa;
Tocar tu pelo y ser la brisa.
Quisiera, ¡oh! no sin majestuosidad,
arrodillarme en tu escote, fiel cornisa;
asomarme y ocultarme tras una sonrisa.

Y ser enorme, como enormes son esas montañas.
Ser el primero en ver el sol, tu cara cada mañana.

Quisiera ser música en tus oídos,
bellas palabras, dulces sonidos;
Quisiera que alguna vez estuviésemos unidos.
¡Y que tu amor fuese el mejor de los vinos!
Y tu cuerpo fuese una bodega
(Saciar así esta soledad que me ahoga y doblega)

Quisiera ser la sangre que corre por tus venas,
ser el pensamiento de amor en que me llevas.
QUISIERA SER

lunes, 18 de junio de 2012

Hola a todos/as.

Después de un tiempo...regreso. esta vez saco de la chistera el que es mi 2º poemario, Diario de un adolescente V.2, antología poética. Comprendido entre los 18-19 años. Revisado y mejorado durante el trascurso del 2011. Os dejo con el prólogo del mismo.
PD: Publicado, como mis anteriores trabajos, con la editorial CASA EOLO






Este poemario, este segundo volumen, que cabalga en una edad comprendida entre los 18-19 años, temo es más “oscuro” que su predecesor. Menos ingenuo; más descorazonador. Pero a la vez más maduro. En él se intuye una “mejoría” Y alguna pincelada suelta de raudal sentimiento hacia lo bello; hacia el amor.

Por si no lo sabían…Escribir se convirtió en una necesidad para mí, un “desatascador” a tanta mierda habida y por haber; que, como no podía ser de otra manera, me acabó salpicando. Pero a la vez me hizo libre. Pues libre me expresé. Y así, partículas de mi fragmentada alma, redistribuidas y aunadas, se cuelan en las líneas que a continuación os presento. Espero gusten, lleguen. Hagan sentir, pensar; reír o llorar. Como deseen. Pero no quisiera dejar pasar la oportunidad, pues no puedo por menos que agradecer, a todos los que me apoyáis. Y cómo no a ti, ¡a ti que estás leyendo estas letras!, el hecho de que “sigáis” u os intereséis por lo que dice o piensa éste desgraciado (que soy yo) Alguien que es poco más que nada. Únicamente un ingenuo. Un pobre loco. Y acaso loco soñador.

En fin, no me extenderé. Empecé una vez sin saber por qué, eso es cierto. Tan cierto como que todavía lo desconozco, pero aquí sigo; (componiendo versos y en sigilo) …Y aquí seguiré (no lo duden)




“Para todo hay escuela, menos para ser escritor” Hermann Hesse






PD: Todo aquel que quiera adquirir un ejemplar puede hacerlo a través del portal Casa Eolo o poniéndose en contacto conmigo (A través del blog, mail, facebook,)

domingo, 10 de junio de 2012

Recitando Poesía: Recitando Jorge-(Buscando: ( Javi Peñalba)

Aquí os presento posiblemente uno de mis mejores poemas, enrolado en un proyecto literario que tiene por objetivo trasladar en verso, a través de poemas, el que es fue y será uno de los mejores libros de la historia de la literatura, llamese Don Quijote de la Mancha. Como muestra un botón.
Audio poema con la inestimable colaboración en las voces del gran Jorge del Nozal, a quien le agradezco enormemente su esfuerzo y su trabajo. Espero os guste.

PD: Podéis escucharlo, y podéis leerlo. Yo os recomiendo ambas.

Recitando Jorge del Nozal. Autor Javier Peñalba. KAPI.

http://duendepoeta.blogspot.com.es

(Acceder a su blog para poder escucharlo)


Fotografía Jorge del Nozal


Busco cerradura, locura o cordura
que descubra tu gran hermosura.
Tu bondad, tu perdón.
Busco el cantón que haga usura
este encuentro de fútil sutura.

Mi suerte yace, desfallece herrada.
Cuando salida no encuentra
si es la puerta tu puerta y está cerrada.

Busco entonces la muerte en vida,
y en vida busco la muerte.
Que la esperanza no alberga cabida
en este saco de huesos inerte.

Y si yo tan solo ansiaba volver a verte,
¿por qué he de sufrir tan mala suerte?
Busqué, y lo que hallé fueron escombros;
Desdicha cabalgando sobre mis hombros.

¡Oh! ¿Por qué mi mala estrella?
¿Por qué si solo aspiro a ella?...

De mi suerte y mi fortuna
no espero algún bien,
lo sé. Sólo espero que mi vida se consuma,
y más pronto que tarde la locura me den;
Pues este desdén no hay ni quién lo presuma,
suma que resta todo lo que está en mi sien.

Lo sé, sólo loco podré ignorar,
confundir los deseos que no podré olvidar:
Nunca, nunca te deje de amar
¡Dadme muerte! Que ya quiero descansar.


Dulcinea, a tus pies me pongo, suela que es tu altar.



Nota del autor: En espera de encontrar editorial para este proyecto.

viernes, 8 de junio de 2012


Bueno, quiero empezar Junio con un artículo muy acorde a los tiempos que corren. espero, no que guste porque temo no va a gustar; sino que os haga reflexionar. saludos


1 MENTIRA LLAMADA EUROPA

Un dato: la prima de riesgo alcanza su máximo histórico. Pero, ¿qué o quién es esa prima de riesgo? Yo sólo conozco una, y dice que se mata o va a matar a alguien como las cosas no cambien. Sí, ésta si que es de riesgo. No entiendo por qué a tanto desconcierto, no en este juego de carta blanca y no por trasparente; sino porque en él cabe de todo. Unión, europea que la llaman. Pero, ¿qué? Unión… Y es como la cola de pegamento que usaba de niño: ni al papel se sujetaba. Porque esta Europa que nos venden es de papel, la de su moneda desacreditada.  Y quien la custodia, banco central europeo, ese es su nombre, no habla más que de rescates financieros. ¡Oh vamos! ¿No son fuertes? ¿No nos vendieron como fuertes? La unión hace la fuerza, dicen. Pero en este caso para jodernos, ciudadanos de a pié. El sistema, su sistema, está destinado y dirigido a hacerlos más fuertes. A ellos, no a nosotros. El poder los abala. Perdón, el supuesto poder, que aquí sólo manda don dinero. Políticos, je, incluso se ríen de ellos. Títeres. El sistema democrático, autocrático se vuelve. Fascismo encubierto. Nada funciona. La libertad, los derechos humanos…, en entredicho quedan.  Porque los políticos elegidos, elegidos son por el pueblo, en representación del pueblo. Y para defender sus intereses, los intereses del pueblo. Pues nada. Defienden a la banca, de hecho la insuflan de dinero público cuando al público, paradoja, el banco en vez de darles les quita. Los desahucia. Los castiga con su insaciable política de números. Con lo que aquí, presupongo, en este mundo de locos ya nadie distingue nada. El neoliberalismo económico hace, los bancos seamos nosotros: pues nosotros prestamos. Los banqueros, o sea ellos, son los que se lo guardan. No hay más ciego que el que no quiere ver. No les interesa el crecimiento colectivo, sólo el individual. Porque, en un sistema, un supuesto sistema mal llamado capitalista, dinero genera dinero. Por tanto, el bienestar social, monetario claro, hará, creará consumo. Y hacemos lo contrario –¡Austeridad!- , escucho. No lo creo cuando veo sus sueldos. Crisis, tampoco. Sólo moral. No hay trabajo, dicen. Entonces aprobamos reformas laborales que nos bajen el sueldo. Correcto. Que nos hagan trabajar más horas. ¿Pero no sería más correcto repartir esas horas de trabajo para que todos ganásemos? Pregunto (Un tarta y cinco comensales. Trozo para mí, migajas para el resto) Antaño se generaba riqueza en base al trabajo. Hoy apenas. Hoy se genera en base a la especulación. Por eso nos va como nos va. Y esa burbuja, su burbuja, reventó. Ahora ya no sabemos qué hacer.
En fin, no hay por qué alarmarse, o eso se nos dice compañeros ¿¡Y en verdad los creo!? Porque, ¿acaso el dinero no es deuda? Endeudados estamos…alguien se lucrará por ello. Porque este sistema, esta mentira llamada Europa, no está con el pueblo: está contra él. Las puertas abiertas a la globalización generan ricos y esclavos. Extremos. Competencia. Garras afiladas que cortan como cuchillos y bajo su cortante filo nuestra cabeza ya pende, con su roja sangre asomando por su impertérrito firme brazo. Pero aún nos queda esperanza, y no se apellida Aguirre. No por dios. Aun y a pesar de que aduladores del 3º Reich, Angela Merkell a la cabeza, se esfuercen en azuzar sus lenguas hasta lamer bien su culo Teutón. No. La esperanza está en la calle, semilla que hace llamarse 15M, gen llamado conciencia ¡Está! Por mucho que se empeñen en, amparados en tácticas de antaño, represoras sin duda, declarar y penar como delito manifestaciones cuando el derecho a manifestarse libre y democráticamente, bajo estandarte de ciudadanía, enarbolando respeto y no violencia, es un Derecho constitucional (Que no se les olvide)

Estamos dispuestos, en lucha por un mundo nuevo. Un mundo mejor ¡Y eso no nos convierte en anti sistemas! No os engañen. Eso, eso precisamente nos hace defensores del sistema; pues somos los únicos que nos damos cuenta que el sistema ha de cambiar. Acaso todos nos damos cuenta. Mas no todos están dispuestos a ello, me temo. Y esa es la pena.

Un indignado.
(KAPI)

miércoles, 30 de mayo de 2012

APRENDIZ


Sé de sobra que todavía soy joven,
aún queda mucho por aprender.
Sé que unos van y otros vienen,
que la vida no me va a dejar de sorprender.

Aprenderé púes que el tiempo no es condena,
y que vivirlo realmente merece la pena.
¡Que si estamos aquí es por algo!
Y que si existo es porque lo valgo.

Aprenderé de lo inútil que es sentirse útil,
del loco vasallo que se convierte en caballero.
Aprenderé que toda acción-pensamiento es un símil
para valeroso honrado y descabellado farfullero.

Y a caminar por la vida con pies descalzos
sin importarme si al pasar encontraré clavos;
Pues no ha de importar erguido o encorvado
cuando nada he pedido y nada me han dado.

Aprenderé a hacer yo mi camino,
y no confiar a ciegas en el destino.
Porque sé, el destino no está escrito;
Y quizá lo pueda labrar a mi antojo.
Aprenderé a guiarme por instinto
sin que un error me provoque enojo.

Y aceptaré vagamente los errores,
con, o sin miedo, a ganar o a perder;
A olvidar, si es preciso, mis temores,
y aún sin procesar de fe poder creer.

Y a ser escéptico ante el futuro,
que siempre es y será demasiado inexacto;
Tampoco en el pasado si lo hubo
pues éste, me temo, ya ha quedado retratado.

Aprenderé por tanto a cantarle al desencanto
cuando la vida ya no ofrezca recompensas;
Porque sé, hoy lo sé, todo cuesta, cuesta tanto,
como que perduren entre nosotros las ofensas.

Aprenderé a rechazar al “miembro viril”,
aquel que camina ciego de vanidad;
Y a intentar, por lo criminal o por lo civil,
volar sin alas, don de mi libertad.

Y aprenderé con exactitud
la diferencia entre mostrar gratitud…
O únicamente indiferencia.

Y a estrechar una mano,
o a encadenarla en vano.
Aprenderé, lo haré, a distinguir el amor;
que el amor no es acostarse con una persona,
no. Sino sentir día y noche su calor
y que su ser, su presencia, te llenen de honra.

Aprenderé a no decir frases que puedan herirte,
pues amor, ¡y por amor! porto yo arma en ristre;
Sí, junto al álamo que defiende vasallo al asirse.
Aprenderé mi niña a tenerte en cuenta;
(Porque eres tú lo que mi alma alimenta)
Y sin darme yo cuenta a que estés contenta.

Y que un beso no es un contrato,
ni los regalos son promesas;
Y que si alguien dice quererte tanto
no son válidas sus ofensas.

Porque, el estar con alguien por comodidad
es evocarse uno mismo al fracaso.
Y voy más allá: que sin la verdadera amistad
uno termina triste solo y abandonado.

(Por eso, sólo el que te acepta realmente como eres
podrá hacerte sentir, sí, que realmente eres feliz.
Y si aprendes que en la vida a veces vas, otras vienes,
podrás comprender que la vida es un juego sin tapiz.
Muchas fichas…Tablero suspendido en el aire;
Dichas y desdichas, que esta vida no hay quien la cambie)

Aprenderé que realmente puedo ser fuerte,
que en esta vida nada ni nadie me amilana.
Aprenderé a imaginarte si no puedo verte,
y a descubrir que te llevo guardada en el alma.

Aprenderé a no olvidar pero a perdonar,
aun si los pecados son mentiras;
Que nada más me puede hacer claudicar
que una de tus prodigiosas sonrisas.

…Y de lo estúpido de la soledad,
que de nada sirve orgullo o vanidad.
Por tanto a vivir sin miedo al rencor
sin importarme palabras de “amor”.

Aprenderé a tener corazón,
a sacar de mí mi mejor don.
Y vivir así cada momento
sabiendo que es irrepetible;
Aprenderé que a veces un lamento
también puede resultar apetecible.

…Y a distinguir entre los versos
al poeta que destila sinceridad;
Porque por su piel, entre sus huesos,
se hallará escondida la verdad.

Aprenderé, como el significado de la verdadera amistad;
Ese misterioso entramado tejido con hilos de autenticidad.
A creer en la persona, los valores;
Y a creer en tu alma, sus galones.
A entender que son ciertos los amores
y atravesar cual suspiro mil corazones.

Porque aprenderé a confiar
a fuerza, incluso, de no ver;
Para así poder dejarme llevar
y sentir que en ti puedo creer.

Y creer, ¡creer que somos dos!
Ya sea yo ganador o perdedor;
Y a mirarte fijamente a tus ojos
que me describen lo que es amor.

Aprenderé púes de tus suspiros,
ya que los siento como míos.
Y a saber acariciar esos dulces labios
con palabras que borren tus agravios.

Aprenderé a creer en tus besos,
los que me das con sensualidad.
Y saber que entre mis mayores deseos
estás tú, siempre tú…Y mi Libertad.

A mirar más allá del propio ombligo,
claro; y a darte todo lo que necesites.
A saber vivir estando contigo,
o sin ti, si es que así tú lo quisiste.

Aprenderé a no forzar las cosas,
que todo llega de forma natural.
Y si al acariciarte te sonrojas
pensaré que no ha sido casual;
sino acto inusual que place,
satisface en su tono más plural.

Que hoy lo sé, el tiempo es nuestro aliado
a la vez, me temo, que rival;
Renegado yo en el tiempo he confiado,
toda mi vida es y será su aval.
Aval para tan refinado: sentirme enamorado.

Aprenderé así que los sueños, sueños son,
 …y en el vano poder del idealismo.
Aprenderé que las cosas son como son,
y que la vida sin ti no será lo mismo.

Aprenderé, niña, te juro que aprenderé,
lucharé por lo nuestro, no me cansaré;
Porque bien sé que con el tiempo se aprende,
se aprende que con el tiempo nada se comprende.

Pero yo aprenderé, seguro que aprenderé,
que la vida te puede ganar, te puede vencer
y, aún caiga, más allá del suelo, me levantaré;
Lo juro (Como que no van a verme caer.
Moriré en el intento de volverlo a intentar)

¡Oh! Pero todo esto sólo lo da el tiempo,
todo esto me dicen no es sino la vida.
-¡Tranquilo!, saldrá a tu encuentro;
Es un juego, tú formas parte en la partida-

Por eso a lo largo de la vida tendrás aciertos, cometerás errores;
Y es por eso que sólo el que te acepta realmente como eres
podrá hacerte sentir, y tú verlo así, que realmente eres feliz.

Por eso mismo, y sin cinismo, yo, tan sólo soy un aprendiz:
Aprendiz en ésta, aquella que poco nos da; y tanto nos quita.
LA VIDA

jueves, 24 de mayo de 2012

ATHLETIC

video



Realizado por Javier Peñalba –kapi- Con la colaboración a las voces de Andrés del Nozal.

Apenas me estaban gestando
...Y la ilusión impregnó mi cromosoma.
Desde dentro me pregunté qué está pasando;
cuando la respuesta, no visual, se corona.

Un pueblo, una ciudad;
Millón de almas y un único sentimiento.
En ríos de casualidad,
orillas unidas en su razonamiento:
Somos diferentes pero iguales al resto.

Porque apenas me estaba gestando
…Y la ilusión impregnó mi cromosoma:
El no pasar por el aro, no por su doma.
Aquí, una común bandera nos enarbola.

No es sino identidad,
algo que traspasa y trasciende al juego,
balompédico que bien se nos da
practicado y tatuado en corazón fuego.

En su día elegimos ganar menos para triunfar más.
Elegimos ser diferentes, románticos;
No traicionar ni a los sarcásticos.
Que nuestra ilusión, es la ilusión por bandera.
El orgullo, verdad de Perogrullo, No a la cartera.
Todo, todo ha de pasar por la cantera.

Y Ser lo que Somos;
Aquí, arcoíris en dos tonos.
Nombre de santo la catedral,
Athletic en los coros;
Aliento que no tendrá final
pues recorre cada uno de nuestros poros.

Noventa minutos…¡Estamos con vosotros!
Todos, hoy, salimos victoriosos.

Surcará, sí, las aguas de nuevo
gabarra que con garra al cielo
va. Beti zurekin, aurten bai.
*

Llevo veintiocho años soñando…
Hoy lo haré despierto.
Hoy, en rojo y blanco.

viernes, 18 de mayo de 2012

¿DÓNDE ESTÁ MI DIOS?




Si no hay dos sin tres,
y al revés: tres sin dos,
se vadea a mis pies
y yo me cago en, ¿“dios”?

Apocalypsis en tiempos de crisis,
ya va por el cuarto millón.
Y tú, en tu cuero negro de sillón,
te ríes pues acaso te importa un cojón.

Ni puta gracia me hace, ni satisface
que la corbata que te cuelga
es mi huelga para con el hambre
¡Trabaje hombre! Trabaje,
y deje ya de rascarse los…

Blasfemo, sí, blasfemo
¡Pues recen por mí!
Que no encuentro baremo
a éste ser enfermo.
Y después por ustedes,
huéspedes de éste planeta tierra.
Hoy, se encierra una gran estratagema:
Crear pobres, solución a su problema.

El amor…desgraciadamente de ellos no es emblema,
el mundo en su conjunto así que se enferma
¡Y es por su esperma!
Mal formación en conjunción…, sin dilema.

Perra jauría en la cetrería
del sempiterno.
Pero…, ni crudo ni tierno:
Sincero; cosa que duele,
¡y ya huele! Es el hedor de la mentira.
Hombres con corbata…quién lo diría.

Nos mienten, ¡nos pervierten!
Y lo peor: ellos mismos nos lo advierten.

¿Dónde está, dónde mi Dios,
aquel en el que descreo?
¿Dónde, Antonio, el sitio de mi recreo?...
Quizá en la Vega, tu apellido; O en la verga
de aquel mal nacido a dedo elegido.

No lo sé, pero me has convencido.
…Y en la anatomía de una hora,
entre el fragor del alba, albor de la aurora,
éste mi mensaje para ellos ha surgido:

…Porque bajo las tinieblas te esperaré…para quemarnos juntos…
Te diré: hoy es la noche de los muertos vivientes, no de difuntos.
Hoy es mi noche, la de millones de españoles ¡Ole sus cojones!

Tiran para delante caminando hacia atrás.
Pasos de gigante, ¡y ande!,
mientras aguante…naciste y morirás,
desnudo, como tus ilusiones;
desvestidas en tormentas de ambiciones.
Que tú pones el resto, y al cesto ellos los millones.

Volveré, o volveremos…Vendré por ti. Yo…vendré por ti;
pues no me venderé, ni omitiré en decir: Así, no se puede vivir.
*
Mi alma atormentada, mi cuerpo hecho cenizas
¡Contempla la tragedia final!
Infernal pasto, ¡pinta en vastos!
Ya sus vástagos, inmaculados, a reventarlo todo.

Por ello hoy aúllan, los lobos, con piel de cordero;
profetas de Dios, renegando, cantándole a la muerte.

lunes, 14 de mayo de 2012

ESTOS DÍAS AZULES Y ESTE SOL DE LA INFANCIA


 
Estos días azules y este sol de la infancia
hacen me pare en la suspicacia.
…Y recuerdo un nombre: Democracia.

Sí, estos días “azules”,
color cielo o esperanza
¡Pero apriétense los gandules!
Hoy es hoy, mañana es mañana.

Estos días…Y este sol de la infancia.
Recuerdo, hermanos contra hermanos
…Cruel matanza.

Desequilibrio y balanza;
Y es un martirio después tanta alabanza.
Que, antaño, ¡y hace daño la memoria!
más si cabe la perdida,
se lanzó un pueblo en guerra homicida.

Hoy… hoy un país, una idea;
Bipartidismo
y arribismo,
que nos la meten con “Nivea”

Embadurnada para que no se vea,
no duela más que nuestros pies
de tanto andar con desgastada suela.

Que hoy, hoy estos días azules
hacen, las alarmas, las luces,
se enciendan.
…Y este sol de la infancia,
y espero me entiendan,
acracia que no hace gracia,
con promesas nos tientan.

Calientan motores,
y ni mejores ni peores.
Hoy, hoy somos todos perdedores.

Hoy, siento, enfermó la democracia.
(Tal vez, tal vez necesite de farmacia)


PD:
-Espero, quien sea; curen el mal de este país-
Uno de tantos…Uno más. Un Indignado.


lunes, 7 de mayo de 2012

APENAS SÉ DE TI, GUADALQUIVIR


Apenas sé de ti, Guadalquivir;
desde tierras del norte no se puede advertir
ni tu horizonte ni tu luz disconforme
de enjuta alelí.

Pero existes, brotas de la tierra al igual que yo;
ser vivo que, ni preso ni cautivo, libre nació.
Un afluente de la fuente vida, acaso eso soy.

Sin embargo pierdo el rumbo,
vientre que me dio vida ya me enlutó.
Madre que Dios en paz guarde
ya se expande entre su cielo, luna y sol.

Afrontar, y afrentar en su memoria
creo es lo que me queda ahora.

Pero, ¿y tú? Tú, Guadalquivir,
me temo no es difícil concebir
que allá, en Cañada de Cañepla naciste.
Sí, en el vientre de la madre Almería;
concretamente en la pedanía de María.

¿Por qué entonces no se te reconoce?
O no te reconoces tú, río indómito
que por anónimo sin duda no pasas.

No, ni sé por qué, Guadalquivir,
en tu cubil de aguas enaguas
bellezas que se han de advertir.
*
Decir por ello, por si estás al filo:
no te sientas en tu cauce cautivo
¡Manejas corriente! Ente vivo.
Tal como este poema, tuyo y mío.

miércoles, 25 de abril de 2012

MAR ADENTRO




Libertad… ¡He soñado contigo tantas noches! Despierto, y es la agonía de no verte, de sentirte difuminada, lo que me atormenta. ¿No existe una manera de poder conservarte, de no perderte, a pesar de dejarte marchar? Dejar que vueles, que acunes a otros, pero que sigas meciéndome. Libertad... ¡En mis sueños apareces! Te toco con la punta de los dedos. Te siento cerca. Y es al despertar cuando empiezo a echarte de menos.
No sé si es desproporcionado el dolor que ido cercenando. Pero ya no tengo fuerzas para continuar. Únicamente quisiera ya dormir, dormir y no despertar. Porque sólo así conseguiré que mi corazón no explote de dolor. Pues dormido, entre las bambalinas del sueño, ese dolor no existe. Y tú, por ser parte de él, desapareces entre su nebulosa. (Libertad mía, libertad añorada. Lo sabes muy bien. Y sí, lo sé, sé que es pintoresco que seas tú mi amor; mi amor Quijotesco. Pero, ¿acaso el amor Quijotesco no es el amor imposible? Yo lo afirmo. Por eso no diré más)

Acartonado, día perdido de domingo que intento en vano recuperar. Es primavera pero la nieve asoma tras la ventana. Pero ¡Es primavera! (Lo incluyo entre exclamaciones sin saber por qué, pues ¿qué me importa? ¿Qué me importa a mí que sea primavera? Os aseguro que viviendo hacinado en un cuarto donde únicamente ocupo el espacio de la cama no importa la estación del año en que te encuentres)
El período primaveral no me otorga estío; ni siquiera ya proporciona brío al arrabal. Pues está seco; Como seca está mi vida (Pues mi vida cada hora se aleja más de la vida) Y sí, estoy luchando (Luchar es lo que me mantiene vivo) Estoy luchando pero, ¿por qué? ¿Para qué? Bien sencillo. Lucho para conseguir un final digno, una muerte digna, pues esto no es vida.

Dicen que un ser humano se compone de memoria y recuerdos. De experiencias encubiertas todas ella de sonrisas, de lamentos. Un ser humano se compone, en definitiva, de vida (La misma que a mí me va faltando) Recordar tiempos pasados, os aseguro, no me ayudará en absoluto. Al igual que el presente más inmediato, que no es otro que el futuro que está por venir (Postrado en una cama no me quedan fuerzas para seguir adelante)
Mi sangre, que recorrió mi cuerpo en su extensión, que me abrazó con la tenue y palpitante caricia de la vida, se estanca como cauce de río seco. Mi sangre… Mi sangre ahora recorre mi cuerpo en su extensión, recorre mi cuerpo en defunción (No hay sentidos que valgan)
Mi cuerpo, aparte de ser traslúcidamente opaco, es metafóricamente estéril. NO así mi interior puesto que mi raciocinio rige en todo su esplendor, para mi desgracia.

Expresarme con lo único que puedo, esto es, la palabra, es lo que pretendo. Siento la necesidad de hacerlo, siento la necesidad de manifestarme. Y al hacerlo enseguida comprendí. Era el momento, ¡mi momento! de perderme, mar adentro…, y ser tan sólo libre. Quizá no me arrepienta. Quizá nadie lo comprenda. No hace falta. Este viaje que emprendo es hacia mi interior, a mirarme más adentro de lo que dictan mis propias entrañas. Viajo al submundo de mi conciencia; hasta la antesala de la razón (Y allí, ciento ochenta grados en cincuenta y nueve segundos, conseguirán que en tan sólo uno de la vuelta completa)
Los muros de mi destino ya se quebrantan al barruntar la idea que persigo en mis sueños. La idea que durante estos años he aguardado con disimulada paciencia a que se produzca. La idea que, por un instante, logra que me olvide de todo. Y eso me hace feliz.

Esa idea, transformada en sueño, no es otra que la muerte (Pues mi sueño es la muerte, una muerte digna. Esa es mi idea) Pero mientras tanto, mientras llega ansiada liberación que no es otra que la de la no existencia, quisiera perderme mar adentro en mi conciencia, acudir a tu encuentro, al encuentro de mi alma, y allí, en el centro, esto es, mi corazón, descubrir. Descubrir que todo carece de importancia, girar grados y segundos hasta ecualizar designio inverosímil del destino; que todo es trascendente en la intrascendencia de la existencia.
Soy gallego, pero no brujo. No hay Meigas que deshagan este fatal hechizo, por no llamarlo enfermedad o algo peor; putada más que desgracia. No, yo no elegí mi destino, al igual que ahora no puedo manejarlo. Me niegan lo que más deseo. Y el deseo…. El deseo me otorga. El deseo me otorga un nuevo brío, el estío llega a mi corazón. Deseo levantarme y “desacantonarme” Volar, reír, llorar, soñar… Por un instante consigo lograrlo.
Era un sueño. Soñé sí, por un instante soñé. Dime, ¿qué otra cosa puedo hacer? Soñar es la dulce muerte de la conciencia. Y es por eso que a veces duermo con una sonrisa clavada en los labios.

Por desgracia ya no es así. Hoy no lo siento así. Ya ni sueño, no me dejan.
Agudizo los sentidos, es palpable. Te hecho en falta ¿Ya no estás aquí? Le hablo a mi imaginación ¿A qué otra cosa pudiera hacerlo? Creo que eres tú lo único que puede hablar sin emitir palabras. Creo que eres tú… No quiebres mis quebradas alas.
Sin ti ¿Qué me queda? Si ya la estación de los sueños es un traje roto. Si ya el momento que disfruto es el que pasé el segundo anterior (Porque sé que es un segundo menos de vida que me aguarda) Si ya nada vale nada. Ni un susurro, ni un aliento. Nada. ¿Qué me queda? Si ya no está junto a mí, imaginación mía, ilusión mía, nada me queda.
Apartado en un rincón, entre la oscuridad oculto, he volcado mi interior en la fría intimidad. Sin tiempo para el rencor (Veintiocho años lo avalan) saco conclusiones en lo profundo pues ya llegué al límite: No tengo nada que perder. Nada pierde quien nada tiene.

Hoy mis pupilas, dilatadas de tanto mirar a través de lo oscuro, desaladas de tanto llanto absurdo, miran con recelo todo atisbo de actividad. Que yo lo único que alcanzo a mover es mi cerebro (Me gustaría que, quizá también, alguna conciencia… Por muy difícil que resulte) Muevo aquello que muchos dan por inútil, que cerceneran hasta denostarlo; hasta anegarlo de borregismo. Muevo aquello que ni la ley ni la justicia parecen utilizar: Cerebro; esto es, razón, cordura. Sentido común (Que es lo que me lleva a tal fin: A ponerle punto y final a todo esto)
No, esta vez no le hablo a mis sueños (Ellos ya ni me hablan) Le imploro al supremo, se lo vuelvo a susurrar (Por si acaso el viento, a través de mi ventana, no le pudo transmitir mi mensaje) Volar, reír, llorar… Soñar. Eso quiero, eso que ya no poseo en vida. Quizá ahora comprendan, o quizá no, pero a mí nada me importa. Sólo una cosa… aquella que me deniegan.
Porque yo, antes de continuar viviendo así, que no es vida os lo aseguro, prefiero morir. Y lo invoco cada amanecer; al alba se lo entono ¡Imploro que acabe con mi sufrimiento!... No aguanto más ¡(Apiádate y acógeme! Hermana muerte querida. Con tigo alcanzaré la libertad)
¿No merezco acaso dignidad? Esa de la que fui desposeído hace tantos años. Y el derecho a elegir. ¿Dónde queda? ¿Tampoco me pertenece? (Menos mal que vivimos en democracia. Menos mal)

Desubicado, desencajado de mi santuario, el estuario de mi alma, intento ordenar lo revueltamente ordenado, esto es, el caos de mi meticuloso planteamiento: El derecho a una muerte digna.
Me indigna conocer la realidad, vetado está por absurdas leyes que ni sienten ni padecen. ¿Qué saben ellos? Las leyes son sólo un montón de palabras. No pueden por tanto sufrir el horror de estar o vivir como yo lo hago.
Mis plegarias por tanto no van dirigidas a falsos dioses ni religiones que poco o nada pueden hacer por mí, van dirigidas a la ley, la justicia; y en última instancia a esa mano inocente que pondrá sobre mí la dosis justa que consiga hacer cumplir con mi objetivo (Porque por desgracia sé que, dejando a un lado “milagros” o susodichas eclesiásticas, que evidentemente quedan al margen de toda opción o acción, ni la ley ni la justicia harán nada al respecto)

Me hacen ir, me hacen venir ¡Dios! Qué cachondeo. Veo y veo tanto mamoneo que… en fin. Ya no me muevo, no; no me moveré (Irónica me resulta esa palabra cuando viajo en una cama o una silla; cuando no muevo ni un músculo de mi cuerpo más allá por debajo de mi cabeza) Me quedaré en mi cuarto, esa habitación donde he pasado, padecido mejor dicho, el rigor del tiempo; donde el apocalipsis surgirá en breve.
¡Oh no! Eutanasia es un nombre muy feo. Yo prefiero llamarlo liberación. Y no por favor, no os escandalicéis. No vallan a escandalizarse ahora. Quien se asusta por ello demuestra ser un ignorante. En mi caso concreto la muerte no es terrible, no es el final. Es el comienzo (Pese a quien le pese)
Por eso pido ¡suplico! Llevadme junto a ella si de verdad me queréis (Llevadme hacia el descanso eterno)… Llevadme mar adentro.

(Inspirado y dedicado a la memoria de Ramón San Pedro)



KAPI