miércoles, 30 de mayo de 2012

APRENDIZ


Sé de sobra que todavía soy joven,
aún queda mucho por aprender.
Sé que unos van y otros vienen,
que la vida no me va a dejar de sorprender.

Aprenderé púes que el tiempo no es condena,
y que vivirlo realmente merece la pena.
¡Que si estamos aquí es por algo!
Y que si existo es porque lo valgo.

Aprenderé de lo inútil que es sentirse útil,
del loco vasallo que se convierte en caballero.
Aprenderé que toda acción-pensamiento es un símil
para valeroso honrado y descabellado farfullero.

Y a caminar por la vida con pies descalzos
sin importarme si al pasar encontraré clavos;
Pues no ha de importar erguido o encorvado
cuando nada he pedido y nada me han dado.

Aprenderé a hacer yo mi camino,
y no confiar a ciegas en el destino.
Porque sé, el destino no está escrito;
Y quizá lo pueda labrar a mi antojo.
Aprenderé a guiarme por instinto
sin que un error me provoque enojo.

Y aceptaré vagamente los errores,
con, o sin miedo, a ganar o a perder;
A olvidar, si es preciso, mis temores,
y aún sin procesar de fe poder creer.

Y a ser escéptico ante el futuro,
que siempre es y será demasiado inexacto;
Tampoco en el pasado si lo hubo
pues éste, me temo, ya ha quedado retratado.

Aprenderé por tanto a cantarle al desencanto
cuando la vida ya no ofrezca recompensas;
Porque sé, hoy lo sé, todo cuesta, cuesta tanto,
como que perduren entre nosotros las ofensas.

Aprenderé a rechazar al “miembro viril”,
aquel que camina ciego de vanidad;
Y a intentar, por lo criminal o por lo civil,
volar sin alas, don de mi libertad.

Y aprenderé con exactitud
la diferencia entre mostrar gratitud…
O únicamente indiferencia.

Y a estrechar una mano,
o a encadenarla en vano.
Aprenderé, lo haré, a distinguir el amor;
que el amor no es acostarse con una persona,
no. Sino sentir día y noche su calor
y que su ser, su presencia, te llenen de honra.

Aprenderé a no decir frases que puedan herirte,
pues amor, ¡y por amor! porto yo arma en ristre;
Sí, junto al álamo que defiende vasallo al asirse.
Aprenderé mi niña a tenerte en cuenta;
(Porque eres tú lo que mi alma alimenta)
Y sin darme yo cuenta a que estés contenta.

Y que un beso no es un contrato,
ni los regalos son promesas;
Y que si alguien dice quererte tanto
no son válidas sus ofensas.

Porque, el estar con alguien por comodidad
es evocarse uno mismo al fracaso.
Y voy más allá: que sin la verdadera amistad
uno termina triste solo y abandonado.

(Por eso, sólo el que te acepta realmente como eres
podrá hacerte sentir, sí, que realmente eres feliz.
Y si aprendes que en la vida a veces vas, otras vienes,
podrás comprender que la vida es un juego sin tapiz.
Muchas fichas…Tablero suspendido en el aire;
Dichas y desdichas, que esta vida no hay quien la cambie)

Aprenderé que realmente puedo ser fuerte,
que en esta vida nada ni nadie me amilana.
Aprenderé a imaginarte si no puedo verte,
y a descubrir que te llevo guardada en el alma.

Aprenderé a no olvidar pero a perdonar,
aun si los pecados son mentiras;
Que nada más me puede hacer claudicar
que una de tus prodigiosas sonrisas.

…Y de lo estúpido de la soledad,
que de nada sirve orgullo o vanidad.
Por tanto a vivir sin miedo al rencor
sin importarme palabras de “amor”.

Aprenderé a tener corazón,
a sacar de mí mi mejor don.
Y vivir así cada momento
sabiendo que es irrepetible;
Aprenderé que a veces un lamento
también puede resultar apetecible.

…Y a distinguir entre los versos
al poeta que destila sinceridad;
Porque por su piel, entre sus huesos,
se hallará escondida la verdad.

Aprenderé, como el significado de la verdadera amistad;
Ese misterioso entramado tejido con hilos de autenticidad.
A creer en la persona, los valores;
Y a creer en tu alma, sus galones.
A entender que son ciertos los amores
y atravesar cual suspiro mil corazones.

Porque aprenderé a confiar
a fuerza, incluso, de no ver;
Para así poder dejarme llevar
y sentir que en ti puedo creer.

Y creer, ¡creer que somos dos!
Ya sea yo ganador o perdedor;
Y a mirarte fijamente a tus ojos
que me describen lo que es amor.

Aprenderé púes de tus suspiros,
ya que los siento como míos.
Y a saber acariciar esos dulces labios
con palabras que borren tus agravios.

Aprenderé a creer en tus besos,
los que me das con sensualidad.
Y saber que entre mis mayores deseos
estás tú, siempre tú…Y mi Libertad.

A mirar más allá del propio ombligo,
claro; y a darte todo lo que necesites.
A saber vivir estando contigo,
o sin ti, si es que así tú lo quisiste.

Aprenderé a no forzar las cosas,
que todo llega de forma natural.
Y si al acariciarte te sonrojas
pensaré que no ha sido casual;
sino acto inusual que place,
satisface en su tono más plural.

Que hoy lo sé, el tiempo es nuestro aliado
a la vez, me temo, que rival;
Renegado yo en el tiempo he confiado,
toda mi vida es y será su aval.
Aval para tan refinado: sentirme enamorado.

Aprenderé así que los sueños, sueños son,
 …y en el vano poder del idealismo.
Aprenderé que las cosas son como son,
y que la vida sin ti no será lo mismo.

Aprenderé, niña, te juro que aprenderé,
lucharé por lo nuestro, no me cansaré;
Porque bien sé que con el tiempo se aprende,
se aprende que con el tiempo nada se comprende.

Pero yo aprenderé, seguro que aprenderé,
que la vida te puede ganar, te puede vencer
y, aún caiga, más allá del suelo, me levantaré;
Lo juro (Como que no van a verme caer.
Moriré en el intento de volverlo a intentar)

¡Oh! Pero todo esto sólo lo da el tiempo,
todo esto me dicen no es sino la vida.
-¡Tranquilo!, saldrá a tu encuentro;
Es un juego, tú formas parte en la partida-

Por eso a lo largo de la vida tendrás aciertos, cometerás errores;
Y es por eso que sólo el que te acepta realmente como eres
podrá hacerte sentir, y tú verlo así, que realmente eres feliz.

Por eso mismo, y sin cinismo, yo, tan sólo soy un aprendiz:
Aprendiz en ésta, aquella que poco nos da; y tanto nos quita.
LA VIDA

jueves, 24 de mayo de 2012

ATHLETIC

video



Realizado por Javier Peñalba –kapi- Con la colaboración a las voces de Andrés del Nozal.

Apenas me estaban gestando
...Y la ilusión impregnó mi cromosoma.
Desde dentro me pregunté qué está pasando;
cuando la respuesta, no visual, se corona.

Un pueblo, una ciudad;
Millón de almas y un único sentimiento.
En ríos de casualidad,
orillas unidas en su razonamiento:
Somos diferentes pero iguales al resto.

Porque apenas me estaba gestando
…Y la ilusión impregnó mi cromosoma:
El no pasar por el aro, no por su doma.
Aquí, una común bandera nos enarbola.

No es sino identidad,
algo que traspasa y trasciende al juego,
balompédico que bien se nos da
practicado y tatuado en corazón fuego.

En su día elegimos ganar menos para triunfar más.
Elegimos ser diferentes, románticos;
No traicionar ni a los sarcásticos.
Que nuestra ilusión, es la ilusión por bandera.
El orgullo, verdad de Perogrullo, No a la cartera.
Todo, todo ha de pasar por la cantera.

Y Ser lo que Somos;
Aquí, arcoíris en dos tonos.
Nombre de santo la catedral,
Athletic en los coros;
Aliento que no tendrá final
pues recorre cada uno de nuestros poros.

Noventa minutos…¡Estamos con vosotros!
Todos, hoy, salimos victoriosos.

Surcará, sí, las aguas de nuevo
gabarra que con garra al cielo
va. Beti zurekin, aurten bai.
*

Llevo veintiocho años soñando…
Hoy lo haré despierto.
Hoy, en rojo y blanco.

viernes, 18 de mayo de 2012

¿DÓNDE ESTÁ MI DIOS?




Si no hay dos sin tres,
y al revés: tres sin dos,
se vadea a mis pies
y yo me cago en, ¿“dios”?

Apocalypsis en tiempos de crisis,
ya va por el cuarto millón.
Y tú, en tu cuero negro de sillón,
te ríes pues acaso te importa un cojón.

Ni puta gracia me hace, ni satisface
que la corbata que te cuelga
es mi huelga para con el hambre
¡Trabaje hombre! Trabaje,
y deje ya de rascarse los…

Blasfemo, sí, blasfemo
¡Pues recen por mí!
Que no encuentro baremo
a éste ser enfermo.
Y después por ustedes,
huéspedes de éste planeta tierra.
Hoy, se encierra una gran estratagema:
Crear pobres, solución a su problema.

El amor…desgraciadamente de ellos no es emblema,
el mundo en su conjunto así que se enferma
¡Y es por su esperma!
Mal formación en conjunción…, sin dilema.

Perra jauría en la cetrería
del sempiterno.
Pero…, ni crudo ni tierno:
Sincero; cosa que duele,
¡y ya huele! Es el hedor de la mentira.
Hombres con corbata…quién lo diría.

Nos mienten, ¡nos pervierten!
Y lo peor: ellos mismos nos lo advierten.

¿Dónde está, dónde mi Dios,
aquel en el que descreo?
¿Dónde, Antonio, el sitio de mi recreo?...
Quizá en la Vega, tu apellido; O en la verga
de aquel mal nacido a dedo elegido.

No lo sé, pero me has convencido.
…Y en la anatomía de una hora,
entre el fragor del alba, albor de la aurora,
éste mi mensaje para ellos ha surgido:

…Porque bajo las tinieblas te esperaré…para quemarnos juntos…
Te diré: hoy es la noche de los muertos vivientes, no de difuntos.
Hoy es mi noche, la de millones de españoles ¡Ole sus cojones!

Tiran para delante caminando hacia atrás.
Pasos de gigante, ¡y ande!,
mientras aguante…naciste y morirás,
desnudo, como tus ilusiones;
desvestidas en tormentas de ambiciones.
Que tú pones el resto, y al cesto ellos los millones.

Volveré, o volveremos…Vendré por ti. Yo…vendré por ti;
pues no me venderé, ni omitiré en decir: Así, no se puede vivir.
*
Mi alma atormentada, mi cuerpo hecho cenizas
¡Contempla la tragedia final!
Infernal pasto, ¡pinta en vastos!
Ya sus vástagos, inmaculados, a reventarlo todo.

Por ello hoy aúllan, los lobos, con piel de cordero;
profetas de Dios, renegando, cantándole a la muerte.

lunes, 14 de mayo de 2012

ESTOS DÍAS AZULES Y ESTE SOL DE LA INFANCIA


 
Estos días azules y este sol de la infancia
hacen me pare en la suspicacia.
…Y recuerdo un nombre: Democracia.

Sí, estos días “azules”,
color cielo o esperanza
¡Pero apriétense los gandules!
Hoy es hoy, mañana es mañana.

Estos días…Y este sol de la infancia.
Recuerdo, hermanos contra hermanos
…Cruel matanza.

Desequilibrio y balanza;
Y es un martirio después tanta alabanza.
Que, antaño, ¡y hace daño la memoria!
más si cabe la perdida,
se lanzó un pueblo en guerra homicida.

Hoy… hoy un país, una idea;
Bipartidismo
y arribismo,
que nos la meten con “Nivea”

Embadurnada para que no se vea,
no duela más que nuestros pies
de tanto andar con desgastada suela.

Que hoy, hoy estos días azules
hacen, las alarmas, las luces,
se enciendan.
…Y este sol de la infancia,
y espero me entiendan,
acracia que no hace gracia,
con promesas nos tientan.

Calientan motores,
y ni mejores ni peores.
Hoy, hoy somos todos perdedores.

Hoy, siento, enfermó la democracia.
(Tal vez, tal vez necesite de farmacia)


PD:
-Espero, quien sea; curen el mal de este país-
Uno de tantos…Uno más. Un Indignado.


lunes, 7 de mayo de 2012

APENAS SÉ DE TI, GUADALQUIVIR


Apenas sé de ti, Guadalquivir;
desde tierras del norte no se puede advertir
ni tu horizonte ni tu luz disconforme
de enjuta alelí.

Pero existes, brotas de la tierra al igual que yo;
ser vivo que, ni preso ni cautivo, libre nació.
Un afluente de la fuente vida, acaso eso soy.

Sin embargo pierdo el rumbo,
vientre que me dio vida ya me enlutó.
Madre que Dios en paz guarde
ya se expande entre su cielo, luna y sol.

Afrontar, y afrentar en su memoria
creo es lo que me queda ahora.

Pero, ¿y tú? Tú, Guadalquivir,
me temo no es difícil concebir
que allá, en Cañada de Cañepla naciste.
Sí, en el vientre de la madre Almería;
concretamente en la pedanía de María.

¿Por qué entonces no se te reconoce?
O no te reconoces tú, río indómito
que por anónimo sin duda no pasas.

No, ni sé por qué, Guadalquivir,
en tu cubil de aguas enaguas
bellezas que se han de advertir.
*
Decir por ello, por si estás al filo:
no te sientas en tu cauce cautivo
¡Manejas corriente! Ente vivo.
Tal como este poema, tuyo y mío.